Arte y Ciencia, una relación recíproca

A lo largo de la historia, son numerosos los científicos que han demostrado tener grandes aptitudes para el arte. Es conocido por todos como Leonardo da Vinci entremezclaba su visión de anatomista y pintor de manera brillante. Quizás no tan sabido es que Einstein era un violinista entregado. Y Ramón y Cajal plasmaba con la pasión de un artista lo que había descubierto con la agudeza de un científico.
 

Arte al sevicio de la biología, botánica y anatomía

Ejemplos de como la ciencia puede ser arte, o el arte ciencia, se encuentran a lo largo de la historia.
Entre los siglos XVII y XX, la ilustración científica disfrutó de un período prolífico. Pintores de la época pusieron su talento al servicio de la biología, la botánica, la anatomía, y plasmaron sobre el lienzo detalles que la fotografía no podía captar.
 

Mujeres que aportaron su Arte al servicio de la Ciencia

No sería justo omitir que, entre ellos, destacan un grupo de mujeres que con sus pinceles, plumas, acuarelas y, sobre todo, talento, se pusieron al servicio de la investigación en una época en la que las universidades les vetaban el acceso a las aulas.
 
 

Maria Sibylla Merian 

(1647 – 1717)

Exploradora, naturalista y pintora alemana que, aunque fue ignorada durante mucho tiempo, hoy su trabajo es considerado fundamental en la iniciación de la entomología, la ciencia que estudia los insectos. Fascinada, sobre todo, por la metamorfosis de las mariposas, sus dibujos de plantas, arañas, serpientes y coleópteros son considerados obras de arte.

Elizabeth Blackwell 

(1700 – 1758)

Iustradora botánica escocesa conocida por su libro A Curious Herbal, en el que recoge 500 grabados de plantas desconocidas del “Nuevo Mundo”, la posterior América. Este libro fue considerado como referencia de plantas medicinales para médicos y boticarios de la época.

Sarah Anne Drake 

(1803 – 1857) 

Iilustradora botánica inglesa que trabajó con John Lindley, un botánico experto en orquídeas, y colaboró con Augusta Innes Withers, también ilustradora naturalista.

Dedicó la mayor parte de su obra a la ilustración de orquídeas. De hecho, realizó más de 1000 ilustraciones para la revista Edward’s Botanical Register, de las cuales 300 eran orquídeas. 

John Lindley bautizó una orquídea australiana con el nombre Drakaea, en honor a Sarah Drake.

Marianne North

(1830 – 1890)

Bióloga y artista botánica inglesa muy conocida por sus pinturas de plantas y paisajes. Viajó mucho y aprovechaba todas sus aventuras para pintar, escribir y descubrir nuevas plantas. A su regreso a Gran Bretaña, North exhibió en Londres sus dibujos de las plantas que había podido observar y plasmar en sus viajes. Tras ésto, donó la colección a la Royal Botanic Gardens de Kew, donde se construyó una galería para exhibirla.